happy pills Korea

Hay un proverbio coreano que dice “dejar el gato con el pescado” y que nos avisa del “riesgo” que supone poner la tentación al alcance de quien puede caer en ella. Ese proverbio nos inspiró cuando estábamos sondeando el mercado coreano porque si hay un país goloso, es Corea del Sur. Así que decidimos poner el gato con con el pescado y a día de hoy ha sido un gran experimento porque contamos ya con 16 tiendas repartidas por la geografía coreana: Seul, Busan, Daejeon…
Gracias al acuerdo de franquiciado con nuestros socios coreanos happy pills a dado el primer salto intercontinental para demostrar que nuestra marca no tiene fronteras y el concepto happy pills es universal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *