Feel Good Movies (I) Sofá y pelis.

Esto no es un ranking, sólo es una lista de películas que nos gustan, feel good movies le llaman los expertos. Así que ponte el pijama, apodérate del sofá, prepárate unas palomitas (no, espera… …mejor un bote de happy pills) reparte sonrisas, lágrimas, abrazos, gemidos, berridos y aplausos. El cine se merece eso y tu también. ¡Acción!

Comenzamos con Forrest Gump. Robert Zemeckis pone la batuta para dirigir una obra maestra interpretada por Tom Hanks. No te vamos a explicar que “tonto es el que hace tonterías” porque seguro que ya lo sabes, pero, ¿a que te apetece verla de nuevo?

Música y cine es una fórmula que produce efectos secundarios de muy buen rollo. En 1995 Allan Moyle metió en una probeta a The Cramberries, Edwin Collins, The Martini’s, Liv Tyler y Renée Zellweger y le salió Empire Records, una comedia juvenil que se ve y suena de muy bien rollo.

Otro tremendo caso de simbiosis entre bandas y actores es Love Actually, una comedia coral en todos los sentidos. El del oido lo alimentan Dido, Norah Jones, Eva Cassidy, The Calling, Sugababes, Otis Reading, Beatles o Beach Boys. Y el de la vista no se queda corto: Emma Thompson, Hugh Grant, Alan Rickman, Colin Firth y un Andrew Lincoln que no caza zombies.

Si os va el buen rollo onírico en 2003 Tim Burton nos regaló 2 horas y 5 minutos de pura fantasía con Big Fish, una peli con mucha luz y un transfondo de reconciliación entre padre e hijo adornada con brujas, sirenas y gigantes.

Little Miss Sunshine, un film independiente que proviene de Sundance 2006. Una road movie de una familia disfuncional (que incluye a unos padres demasiado optimistas, a un tío homosexual con serias tendencias suicidas o a un abuelo drogadicto) que quiere llegar a un concurso de belleza infantil. Aún así despierta un optimismo desde muy abajo.

Dicen que en los cines de Mumbai la gente se levantaba y enloquecía bailando la escena final de Slumdog Millionare. Una llamativa y preciosa avalancha de color, sonido y movimiento

Desde Francia, Amelie no es una chica como las demás. Ha visto a su pez de colores deslizarse hacia las alcantarillas municipales, a su madre morir en la plaza de Nôtre-Dame y a su padre dedicar todo su afecto a un gnomo de jardín. El buen rollo con charme está servido.

En fi, podríamos seguir así durante semanas (y lo haremos). De momento aquí tienes una primera lista de propuestas para eliminar las noticias, los programas de cotilleo y la telebasura de tus planes. ¡Viva el cine!

Y si te apetece algo dulce: www.happypills.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *