Happy World: un vestido con envoltorios de chuches.

Emily Seilhamer, una joven de 24 años que reside en Elisabethtown, Pennsylvania, ha estado durante más de cuatro años guardando los envoltorios de chuches para confeccionar un vestido. Si, así como lo oyes. La locura no tiene fronteras ni límites. Y esta vez ha llegado al mundo de la moda…

Emily ha tejido su obra con más de 10.000 envoltorios! Y el resultado, dejando de lado las tendencias más fashion, es divertido. En happy pills estamos pensando en enviarle unos cuantos de nuestros envases para ver que puede hacer, porque esta chica también tiene buenos remedios contra los males cotidianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *