Receta chuches caseras

Si un día no llegas a tiempo a una tienda happy, sino puedes esperar a un pedido por web o simplemente si te apetece jugar con los más peques y quieres preparar unas gominolas casera, vamos a compartir contigo el secreto de los maestros happy 😉

Es fácil, sólo necesitas un poco de agar-agar (Se trata de una sustancia de tipo gelatinosa que se obtiene a partir de ciertas algas), naranjas, mandarinas, plátanos, melocotones… (en piezas o en zumo), miel o azucar y moldes de silicona o cubiteras.

Pon en un cazo el zumo de frutas o las frutas naturales ya trituradas, añade miel o azúcar al gusto, el agar-agar disuelto en agua y deja cocer a fuego suave durante unos 3-4 minutos sin parar de remover para que se deshaga todo el agar-agar. Rellena los moldes y deja que se enfríen durante una hora en la nevera.

Cuando las saques de la nevera tendrás tus gominolas caseras y esa fórmula no dista tanto de la nuestra, sólo que con algún pequeño secreto. A disfrutar un rato con los más peques!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *