Recuerdos de infancia

Hoy queremos celebrar el día de la chuches clásicas o quizás crearlo . Un homenaje especial para aquellos cuarentones que lloraron la muerte de chanquete con un kojak en la boca y que se peleaban por el único sugus de color azul que había en la bolsa que el señor del kiosko nos había preparado por 5 pesetas. Una inspiración para los que en los últimos años nos hemos apuntado al club de las sonrisas dulces.

Quien no recuerda el revuelo en clase cuando alguien trajo la primera bolsa de escalofríos, los colores de Pez o el kilométrico Boomer super bubble gum que tenías que comerte solo y siempre acabavas repartiendo. Los palotes que mojabas en las bolsas de Peta Zeta, el Fresquito con aquel tipo loco con la lengua fuera o las pajitas rellenas de pica-pica, el último recurso cuando sólo te quedaban unos céntimos.

Recuerdos, muchos recuerdos asociados a buenos momentos, a personas con las que hemos crecido y otras que son un recuerdo de nuestra infancia. Ese es el mejor premio para los que nos dedicamos a repartir felicidad. Con el paso del tiempo, esperamos formar parte de tus recuerdos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *